Gira de squash Mar del Plata 2024

Entre el 26 y 28 de abril se realizó la habitual gira de Squash a Mar del Plata que ya se ha vuelto una sana costumbre de nuestro deporte.

Equipo completo estrenando camisetas

Todo arrancó con una parada en Coronel Vidal para comer un gran asado en el campo de Nicolás Saubidet. Se vivieron momentos de desconcierto cuando tuvimos que subirnos los 13 participantes de la gira a una camioneta 4x4 ya que la lluvia no permitía el ingreso en auto al campo. En la caja de la camioneta algunos debieron resistir las inclemencias del tiempo y el manejo veloz del conductor que aceleraba a fondo para no empantanarse deslizándose de una punta a la otra del camino. Mientras tanto otros disfrutaban plácidamente del interior del vehículo.

El tremendo costillar que de tan rico algunos, de un paladar poco sensible, pensaron que se trataba de un cordero, valió bien el sacrificio.

A la tarde después de una rauda parada para dejar el equipaje en la mansión que habitualmente nos hospeda en Playa Grande, partimos rumbo a las canchas del club de squash Vasco dentro del Centro Vasco de Mar del Plata en la calle Moreno.

Al término de varios partidos con los locales se realizó una cena en la parrilla del Club Ocean. En este punto algunos ya con el ácido úrico alto por el consumo de carnes rojas comenzaron a preguntarse si habíamos ido a Mar del Plata a comer asado o frutos de mar. Por suerte, al día siguiente nos recibieron en la Sede de CUBA con un gran almuerzo en donde no faltó el pescado y los mariscos.

Después de recuperar fuerzas fuimos a jugar nuevamente al Club Vasco al menos dos partidos cada uno. Con mucha paciencia, Ramiro Albello de 16 años, recientemente clasificado para el panamericano de Quito, nos hizo mover por toda la cancha y nos hizo lamentar el exceso de rabas del mediodía.

A la noche fuimos todos junto a los locales a comer nuevamente pescado y mariscos. De vuelta en la mansión no faltaron algunos partidos de truco hasta bien entrada la madrugada.

El domingo emprendimos la vuelta con una escala previa en un afamado lugar de sándwiches de Lezama. Como verán, lo culinario tuvo bastante presencia, pero de todos modos la pasamos muy bien, nos divertimos y jugamos al squash en un clima de camaradería.

Galeria de fotos: 

Su opinión nos interesa

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
12 + 0 =